En este momento estás viendo Monte da Peneda en Redondela

Monte da Peneda en Redondela

El Monte da Peneda en Redondela es un lugar mágico, encantador que destaca por muchos razones. En esta peculiar ubicación tendremos la oportunidad de disfrutar de un impresionante mirador, una pequeña pero bonita capilla y los restos de un antiguo castillo. Está situado entre Redondela y Arcade. Es uno de los puntos más altos de la zona, concretamente a 327 metros de altura. Es ideal tanto para realizar un paseo de senderismo o simplemente para gozar de las vistas a la Ría de Vigo.

En la cima se halla la Capela da Virxe das Neves da Peneda del s.XVIII, construida sobre los cimientos del Castillo de Castrizán (1477). Su estilo actual es barroca. Destaca su gran pórtico en la parte delantera de su fachada que se abre en un arco de medio punto y un torreoón que se levanta en el lado derecho. La capilla está dedicada a la Virxe das Neves, aunque popularmente se la conoce como Virxe da Peneda, y se realiza culto a esta imagen desde mediados del siglo XVII. En el XIX se realizaban misas especiales para curar a los embrujados y para espantar al meigallo. Hoy en día esa costumbre se ha perdido.

La capilla original tenía el techo de madera que fue sustituido por una bóveda de piedra sobre el año 1843, y el suelo se remataría con baldosas en 1825. Los retablos con los que cuenta son obra del maestro Aquilino Fernández de 1878, que sustituyen a otros de 1747. En 1840 se construyen los muros que rodean el atrio y un rayo rompió el crucero original en 1889 sustituyéndose por el actual.

Monte da Peneda en Redondela

La antigua fortaleza fue construída por el Arzobispo de Santiago Alonso II de Fonseca para controlar a Pedro Álvarez de Sotomayor, más conocido como Pedro Madruga, que poseía el castillo de Soutomaior y que no era partidario de los Reyes Católicos y apoyaba a Doña Urraca y a los portugueses. Pedro Madruga conquistó y destruyó este castillo que poseía una torre de tres plantas tan sólo dos años después de su construcción. De ella sólo se conserva parte de su muro defensivo y una de las puertas de acceso en forma de arco.

El Mirador de El Monte da Peneda

Desde lo alto hay unas grandes panorámicas. Desde ese punto podremos ver la ensenada de San Simón, las Islas Alvedosas, entrada de la Ría de Vigo y buena parte de sus riberas, con las Islas Cíes al fondo. Al Este se divisa todo el valle del río Verdugo que se adentra en los montes de A Serra do Suido. Además se divisa el histórico Castillo de Soutomaior que se encuentra a tan sólo 2km del lugar. El mirador de A Peneda era utilizado en tiempos pasados como excelente punto de observación para prever la llegada de potenciales enemigos.

¿Qué más ver en el Monte da Peneda de Redondela?

Hay una curiosidad que no todo el mundo conoce, ya que está algo escondido y si no te fijas no lo ves. En A Peneda hay también una entrada a un túnel semioculto que conduce hacia las entrañas del outeiro. Se trata de un túnel que atraviesa la montaña por debajo. Se puede entrar de pie bastantes metros pero después la altura se reduce considerablemente y apenas se coge a gatas. Es desconocida su función pero se cree que era una mina excavada por los romanos. Otros aseguran que el túnel llevaba hasta el Castillo de Soutomaior y por el otro lado hacia la costa y PonteSampaio.

También hay una centenaria sobreira que podría tener más de 400 años que este mismo año entró en el catálogo de árboles singulares de Galicia. Un Alcornoque con un enorme tronco de casi dos metros de diámetro y unos quince de altura que no pasa desapercibido por los visitantes. Además, según las leyendas populares, bajo sus raíces, se esconde un gran tesoro que los moros enterraron allí.

Vigoplan | Aluvigo
Vigoplan | Koa
Vigoplan | Autoescuelapazo2