En este momento estás viendo Revista | Turrones Antoxo, una sobremesa a la altura de la magia navideña

Revista | Turrones Antoxo, una sobremesa a la altura de la magia navideña

Allí donde termina la Provincia de Pontevedra y comienza la frontera política de Portugal en Salvaterra de Miño, concretamente, en una pequeña instalación industrial de la parroquia de Arentei elaboran uno de los dulces más tradicionales y típicos de la navidad turrones. No se trata de un turrón cualquiera sino de uno de los pocos con personalidad, presencia y nombre propio Antoxo. Su autoría es sello de la empresa Chocomiño, la única que puede presumir de fabricar en Galicia todo tipo de dulces y caprichos de chocolate.

Reiterando lo dicho anteriormente, no son turrones cualquiera. Antoxo no comparte estantería con las tabletas de chocolate de los gigantes que ocupan los tiempos de descanso de la programación televisiva. No los encontrarás en cualquier supermercado. Tan solo aquellas tiendas pequeñas, gourmet y de productos artesanos tienen el placer de vender este manjar gustativo.

Turrones Antoxo: en la variedad está el gusto

No existe dos gustos parecidos ni dos paladares iguales. Sin embargo, pocos de tus invitados a la mesa navideña podrán resistirse a la textura, a la potencia de sabor y al buen hacer de los turrones Antoxo. 

Actualmente, elaboran una amplia variedad: desde turrones de chocolate crujiente con arroz inflado, con almendras, puro con avellanas y hasta, con un producto tan gallego, como el Albariño.

Cabe destacar, que son productos de temporada cuya producción se lleva a cabo entre los meses de octubre a marzo. Esta característica lo convierte en un producto todavía más especial que llega a cada casa a amenizar la espera de la llegada de Papá Noel, el nuevo año y los Reyes Magos.

¿Quién está detrás de turrones Antoxo?

Chocomiño S.L. nace en el año 2000, en el seno del Grupo de Empresas «DO NOSO». Una empresa joven volcada en aportar al mercado de chocolates uno de los mejores.  Su buen hacer y las materias primas utilizadas para la elaboración de sus productos, hacen de este empresa un garante de nuestra tradición chocolatera y una referencia en el sector Gallego del Chocolate.

Turrones: ¿De dónde viene la tradición navideña?

Si no existieran los turrones… sería mucho más fácil mantener nuestra figura en navidad pero también serían mucho más aburridas las largas sobremesas de las comilonas familiares. ¿Qué sería de esas mesas adornadas con manteles de fiesta sin las inmensas bandejas de dulces navideños sobre ellas? Probablemente, los turrones, los polvorones, los mazapanes, los panettone sean los grandes culpables de que la época de regalos y villancicos sean una de las épocas más temidas del año para los que quieren cuidarse.

Este dulce tan protagonista en nuestras fiesta, ya lo era sobre los siglos XV y XVI, ya que existen documentos que lo acreditan. El turrón tradicional, también conocido como turrón de Jijona, se elabora a base de miel, azúcar, clara de huevo y almendras. Se cree que tiene su origen en Al- Andalus, ya que esos mismos ingredientes se utilizan antiguamente en la elaboración de diferentes dulces.

Aunque tradicionalmente hay dos tipos de turrón, conocidos coloquialmente como: el duro y el blando, con los años han ido ganando mucha fuerza en el mercado otras variedades: turrón de coco, turrón de yema, turrón de frutas, torta de turrón de guirlache y, por supuesto, el turrón de chocolate. El más consumido en la actualidad y el preferido de los niños. Normalmente, se elabora a base de chocolate y arroz inflado. También pueden llevar almendras, avellanas y distintos tipos de chocolate (negro, con leche o blanco).

Además, muchas de las marcas más famosas de donas, ginebras, galletas y helados aprovechan su marketing e imagen para lanzar combinaciones impensables de las que nos entran por los ojos mucho antes de saborearlas.

¿Es bueno introducir chocolate en tu dieta?

Hasta ahora el chocolate siempre había sido un alimento, ingrediente o producto desaconsejado en cualquier dieta saludable, sin embargo, es una de las mayores tentaciones y antojos a los que recurrimos en momentos en los que nos apetece algo dulce o nos aprieta la ansiedad.

Actualmente, como de cualquier producto, existe en el mercado innumerables alternativas y opciones de chocolate. Tenemos que tener en cuenta que, no todos los chocolate son iguales. Si queremos beneficiarnos de sus múltiples beneficios para la salud debemos saber cuál elegir: lo ideal, el chocolate cuánto más puro posible, mejor. 

¿Qué debemos de tener en cuenta a la hora de elegir un buen chocolate?

El chocolate más puro que podemos elegir es el chocolate negro. A la hora de ir al supermercado e intentar elegir la mejor opción nos encontramos con una pequeña trampa de la industria. Muchas tabletas describen en su etiquetado que estamos ante un chocolate negro, sin embargo, al leer su lista de ingredientes nos encontramos con el azúcar como primer ingrediente.

Para evitar que esto pase, lo ideal es que el chocolate que elijamos presente en su etiqueta el porcentaje de cacao con el que se ha elaborado. Si concentra un porcentaje elevado de cacao (70% o superior), estaríamos antes un chocolate muy recomendable. Cuánto más porcentaje de cacao, mayor pureza, menor cantidad de azúcares añadidos y más antioxidantes. Además, en este caso, si observamos su lista de ingredientes nos encontramos con el cacao como primer ingrediente.

Cuanto mayor sea el porcentaje de cacao de una tableta de chocolate, menor será su porcentaje de azúcar.

Del cacao puro es de donde obtendremos mejores nutrientes y más beneficios para la salud, mientras que el chocolate con leche o el chocolate blanco, poseen mayores proporciones de grasas saturadas y azúcares, con una disminución de fitonutrientes entre sus componentes.

¿Cuáles son los beneficios del chocolate?

  • Fuente de antioxiodantes: la ingesta de chocolate negro con 70% o más de cacao puede neutralizar radicales libres del oxígeno, cuidar cada célula del cuerpo e incluso, prevenir la oxidación de lípidos lo que reduciría el riesgo de sufrir aterosclerosis y reducir la presión arterial.
  • Mejora la sensibilidad a la insulina: ayuda a prevenir la diabetes, cuidar el metabolismo y reducir la ansiedad.
  • Rico en minerales como el potasio, magnesio y calcio que también contribuyen a una correcta salud cardiovascular y favorecer la función del sistema neuromuscular.
  • Incrementa el colesterol bueno o HDL: favorece al corazón y al sistema vascular.
  • Mejora habilidades cognitivas como la memoria.

¿Cuál debe ser tu porción?

Una buena porción para consumir a diario o unas 3 o 4 veces por semana sería aproximadamente 20 gramos, entre 4 y 5 onzas. Esta cantidad es suficiente para beneficiarnos de los antioxidantes, los minerales y todo el sabor que sólo el chocolate puede ofrecer a nuestro organismo.

Vigoplan | Electrica De Coya
Vigoplan | Alwahab
Vigoplan | Bewi